629 81 64 92
Fuenteandrino, Palencia

La historia de nuestras morcillas

Una apuesta por la vida rural en Fuente Andrino

Morcillas de Fuenteandrino es una empresa familiar que apuesta por la vida en el mundo rural frente al reto demográfico. Fuente Andrino es un pueblo de la provincia de Palencia que cuenta con nueve habitantes y una única industria: la fábrica de morcillas.

Medalla de oro

En el año 2011, esta empresa familiar recibió la Medalla de oro a la mejor morcilla de España.

Una apuesta por la vida rural en Fuente Andrino

Morcillas de Fuenteandrino es una empresa familiar que apuesta por la vida en el mundo rural frente al reto demográfico. Fuente Andrino es un pueblo de la provincia de Palencia que cuenta con nueve habitantes y una única industria: la fábrica de morcillas.

Medalla de oro

En el año 2011, esta empresa familiar recibió la Medalla de oro a la mejor morcilla de España.

Las primeras morcillas que hicieron Puri y Pablo con fines comerciales fueron fruto del azar.

Todo empezó hace más de 26 años, como un favor a un carnicero. Se limitaron a meter en cada morcilla todos los secretos que Puri heredó de su madre y de sus antepasadas: las mejores materias primas y todo el mimo del mundo.

Decidieron que Fuente Andrino no podía desaparecer y juntos emprendieron un negocio familiar en el lugar donde sus antepasados habían vivido, para no dejar morir la esencia de los sabores de Palencia. Así, plantaron cara a la despoblación de la llamada España vaciada.

Hace 18 años que Roberto y Ana hicieron el camino inverso de la ciudad al campo, dejando él su trabajo de funcionario, que ejercía como maestro en un colegio público de Santander, por el de autónomo en este pequeño pueblo de su mujer de 5 habitantes por entonces.

Son Roberto, su yerno, y Ana, su hija mayor, los que han cogido el testigo, cuando en el 2006 tomaron las riendas de la empresa familiar de morcillas tras jubilarse Puri y Pablo. Desde entonces, el negocio ha cambiado mucho porque Roberto y Ana se han convertido en unos maestros morcilleros, respetando las tradiciones que heredaron pero innovando para dar una evolución a la morcilla, comercializando nuevos productos y en diferentes formatos.

Hoy en día podemos decir que las morcillas de Fuente Andrino están en boca de todos.

Historia de las Morcillas de Fuenteandrino
Historia de las Morcillas de Fuenteandrino

Hace 18 años que Roberto y Ana hicieron el camino inverso de la ciudad al campo, dejando él su trabajo de funcionario, que ejercía como maestro en un colegio público de Santander, por el de autónomo en este pequeño pueblo de su mujer de 5 habitantes por entonces.

Son Roberto, su yerno, y Ana, su hija mayor, los que han cogido el testigo, cuando en el 2006 tomaron las riendas de la empresa familiar de morcillas tras jubilarse Puri y Pablo. Desde entonces, el negocio ha cambiado mucho porque Roberto y Ana se han convertido en unos maestros morcilleros, respetando las tradiciones que heredaron pero innovando para dar una evolución a la morcilla, comercializando nuevos productos y en diferentes formatos.

Hoy en día podemos decir que las morcillas de Fuente Andrino están en boca de todos.

Abrir chat
Hola
¿Te gustaría hacer un pedido?